header_test5.png
NPR News for Baton Rouge
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Health

Desigualdades De La Atención Médica En Baton Rouge Generan Discrepancias En El Suministro De Vacun

Georgia Washington, de 79 años, sentada en el Centro comunitario Jewel J Newman en Scotlandville, Baton Rouge. La anciana contrajo el coronavirus el año pasado y está deseando poder encontrar una vacuna. 18 de enero de 2021.
Georgia Washington, de 79 años, sentada en el Centro comunitario Jewel J Newman en Scotlandville, Baton Rouge. La anciana contrajo el coronavirus el año pasado y está deseando poder encontrar una vacuna. 18 de enero de 2021.

Traducción de Luis Rodrigálvarez.

Georgia Washington tiene 79 años y ha estado en cuarentena en su casa la mayor parte de la pandemia. Pero se ha mantenido ocupada cocinando algunas de sus comidas favoritas: alubias rojas, hojas verdes de mostaza, frijoles verdes con pescado, "a veces frito y a veces no".

El pasado mes de marzo, Washington contrajo la enfermedad del COVID-19.

"Me sentía muy débil y cansada", dijo. "Así que me dijeron que me hiciera la prueba y luego me dijeron que tenía el virus".

Washington vive desde 1973 en Southern Heights, un barrio predominantemente negro al norte de Baton Rouge. Esta parte de la ciudad carece de muchos recursos, así que cuando Washington cayó enferma en marzo, tuvo que buscar a alguien que la acercara al sur de la ciudad, a 20 minutos de distancia, para poder recibir atención médica.

Ahora que ya ha padecido el virus, Washington está impaciente por ponerse la vacuna. Pero de nuevo, recibir atención médica para ella no es fácil. Lleva semanas intentándolo, consultando varias veces a las farmacias de su zona. Y ahora está en la lista de espera.

"Yo tengo mucha paciencia", dice Washington. "Pero, si pudiera conseguirla hoy, me la pondría hoy".

A medida que el suministro de vacunas se ralentiza en todo el país, el conseguir una inyección en el brazo es cada vez más difícil para todo el mundo. Un análisis realizado por NPR de los centros de vacunación en todo el país, muestra que en ciudades como Baton Rouge, el acceso es aún más desigual. De los 20 centros oficiales de vacunación que comenzaron a principios de febrero, 15 de ellos están situados en la parte sur de la ciudad, una zona predominantemente blanca y más acomodada. Y también es donde se encuentra la gran mayoría de los centros médicos.

Las comunidades de color, que se han visto desproporcionadamente afectadas por la pandemia del COVID-19, corren ahora el riesgo de quedarse por detrás a la hora de la distribución de la vacuna.

Loading...

Una tarea difícil que para algunos es un desafío

Desde que en la década de los 60 se construyó la carretera interestatal que pasa por la parte norte de Baton Rouge, la población de esa zona ha luchado contra los problemas de vivienda, la escasez de alimentación, la pobreza y la delincuencia. Estas desigualdades siempre han provocado diferencias a la hora de recibir atención médica. La distribución de la vacuna es sólo el último ejemplo.

"Cuando vas a la zona norte de Baton Rouge, hay muy pocas opciones. ¿Y cuántas de ellas participan en el programa de vacunación?", dijo Tasha Clark-Amar, directora ejecutiva de la organización East Baton Rouge Council on Aging.

El análisis realizado por NPR reveló una tendencia similar en ciudades como Jackson, Mississippi y Mobile, Alabama, que tienen zonas con una gran población negra.

Clark-Amar dirige 25 centros para personas mayores en Baton Rouge.

"He estado recibiendo dos tipos de llamadas", dijo Clark-Amar. "Una: no voy a ir porque mis nietos me dicen que no me la ponga".

"El segundo tipo de llamada que he recibido es: ¿Dónde puedo conseguirlo? ¿Cómo se consigue? ¿Cómo te apuntas? ¿Hay una solicitud que rellenar?".

Clark-Amar decidió llevar a cabo una campaña de divulgación para concienciar y crear confianza en la comunidad de personas mayores a la que ella sirve. Incluso invitó a Courtney Phillips, secretaria del departamento de salud de Luisiana, en el programa de radio del consejo del pasado mes para hablar a los mayores.

Esta organización también se ha propuesto el reducir la falta de recursos de las farmacias, proporcionando ellos mismos las vacunas. Clark-Amar declaró que organizaron una clínica ambulante a mediados de enero, con la que se repartió alrededor de unas 1.000 dosis que fueron facilitadas por Albertsons.

En otra ocasión, una clínica comunitaria había planeado suministrar unas 150 dosis para las personas mayores a las que sirve Clark-Amar. Pero cuando la clínica no pudo realizar el suministro, tuvo que cancelar el evento en el último minuto.

"Estaba furiosa. Estaba muy enfadada y sobre todo frustrada", dijo. "Treinta y cinco de las personas que teníamos inscritas tienen entre 80 y 99 años. ¿Ahora me dices a cuáles voy a elegir?".

Clark-Amar ha sido capaz de programar otros eventos ambulantes. Y añadió que el tener recursos muy diferentes forma parte de la vida de muchas de las comunidades negras donde los recursos son escasos.

La organización East Baton Rouge Council on Aging situada en 1701 Main St. en Baton Rouge es uno de entre las dos docenas de centros a los que los residentes de edad avanzada pueden acudir. 18 de enero de 2021.
Credit Shalina Chatlani / WWNO
/
La organización East Baton Rouge Council on Aging situada en 1701 Main St. en Baton Rouge es uno de entre las dos docenas de centros a los que los residentes de edad avanzada pueden acudir. 18 de enero de 2021.

No solo en Baton Rouge

A nivel nacional, la población blanca se está vacunando en un porcentaje mucho más alto que la población negra. A finales de enero, Kaiser Health News examinó los datos de vacunación en 23 estados, y en cada uno de ellos encontró grandes desigualdades. En algunos lugares, como Virginia Occidental, los residentes blancos se vacunan en un porcentaje que duplica al de los residentes negros.

En el condado de Hinds, Mississippi, donde se encuentra la ciudad de Jackson, sólo hay un centro principal de vacunación, en la que se realiza sin tener que bajarse del vehículo. Está localizado en el centro de Jackson, que tiene una población más acomodada, más blanca y con más instalaciones médicas. Este centro de vacunación está a casi 30 minutos en coche del corazón del condado de Hinds, en la que el índice de población negra es de un 73 %.

Este centro no fue añadido hasta finales de enero, semanas después de que el Estado pusiera dos centros de vacunación, en los que se realiza sin tener que bajarse del vehículo, situados en los suburbios más ricos y blancos, a las afueras de la ciudad.

"Nos llevó un poco de tiempo establecer una logística con la que aseguráramos que teníamos un centro en el condado de Hinds", reconoció el Dr. Paul Byers, epidemiólogo del estado de Mississippi, en una reciente conferencia de prensa, "pero siempre habíamos planeado hacerlo. Y ahora estamos satisfechos de tenerlo".

Los datos que el estado ha dado a conocer hasta ahora, muestran que alrededor del 17 % de las vacunas se han administrado a la población negra, la cual, constituye alrededor del 38 % de la población total del estado.

"Sabemos que es un problema", dijo Byers. "Sabemos que han estado ocurriendo algunas cosas. Sin duda indecisión, pero ¿estamos realmente poniendo un centro donde los afroamericanos puedan acceder fácilmente a las vacunas?"

Guantes y otros materiales sanitarios en la clínica del centro comunitario Jewel J Newman en Scotlandville, Baton Rouge. Muchos miembros de la comunidad acuden a este centro para recibir atención médica. 18 de enero de 2021.
Credit Shalina Chatlani / WWNO
/
Guantes y otros materiales sanitarios en la clínica del centro comunitario Jewel J Newman en Scotlandville, Baton Rouge. Muchos miembros de la comunidad acuden a este centro para recibir atención médica. 18 de enero de 2021.

El Departamento de Salud del Estado de Alabama no ha publicado ningún dato demográfico en su página web sobre el registro de vacunas. Pero en una reciente convocatoria de prensa, el Dr. Scott Harris, consejero de salud del estado de Alabama, reconoció los desafíos a los que el estado se enfrenta a la hora de hacer llegar las vacunas a la población negra.

"Nos preocupamos mucho por conseguir equidad en la distribución de las vacunas, pero somos un estado en el que hay muchas dudas sobre las vacunas", dijo Harris. "La población afroamericana se muestra especialmente recelosa por la historia de las relaciones raciales en nuestro estado, que han sido un tanto turbulentas".

El departamento de salud de Luisiana ha publicado recientemente unos datos demográficos sobre la distribución de la vacuna. Estos datos muestran que tan sólo el 10,3 % de las vacunas han llegado a la población negra, que por otro lado representa alrededor del 33 % de la población total del estado.

Por otro lado, más de la mitad de las personas que han recibido la vacuna, se autodenominan en la categoría de raza "desconocida" u "otra".

"Francamente, no sabemos lo que está sucediendo en la distribución de las vacunas por raza", dijo el gobernador de Luisiana, John Edwards, en una conferencia de prensa el mes pasado.

Los representantes estatales dicen que van a trabajar con los hospitales y las clínicas para conseguir unos datos más precisos.

Una tendencia arraigada en la historia

Thomas LaVeist, decano e investigador de equidad en atención médica en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, comunicó que otro problema es la falta de suministro de vacunas a nivel federal, pero los déficits médicos se remontan a la primera evolución de la atención médica.

"Creo que el Sur del país presenta más problemas", dijo LaVeist. "En parte, se trata de una larga historia de racismo, de Jim Crow y en algunos casos, de acciones intencionadas que se llevaron a cabo para asegurar que algunas comunidades, no tuvieran acceso a la atención médica y a otros recursos, mientras que otras sí".

LaVeist dijo que la privatización de la asistencia médica ha creado un sistema de salud que, desde sus orígenes es desigual, porque está motivado principalmente por intereses y beneficios. Como los hospitales no tienen restricciones en lo que respecta a su emplazamiento, se instalan en barrios donde los pacientes pueden permitirse pagar precios más altos, en lugar de en barrios que tienen que depender de otros servicios como Medicaid.

La concejala del distrito Chauna Banks, que representa a los distritos del norte de Baton Rouge desde 2013, dijo que eso es precisamente lo que ha ocurrido en la ciudad. Banks comentó que algunas clínicas de urgencias han llegado recientemente a esta zona, pero que todavía no hay ningún gran centro médico.

Añadió que los proveedores privados de atención médica no estaban interesados en instalarse en este barrio.

"Dijeron que era un mito el que hubiera necesidad alguna [en la zona norte de Baton Rouge]". dijo Banks. "Para ellos no era importante que la atención de la salud fuera accesible para la gente situada en la parte norte de la parroquia".

Comentó que la presente alcaldesa de Baton Rouge, Sharon Broome, que fue elegida en 2017, si está interesada en ofrecer ayuda a la zona norte de la ciudad.

Banks aseguró que, durante toda la pandemia, el atender a los residentes con pruebas de coronavirus, facilitar información sobre las máscaras y la distribución inicial de la vacuna ha sido un gran esfuerzo para la comunidad local.

"No hay distribución de vacunas al público, como la que vemos en la televisión con vehículos en fila. Aquí no tenemos de eso", dijo Banks.

LaVeist, que a su vez es copresidente del Grupo de Trabajo de Equidad Sanitaria de Luisiana para la enfermedad COVID-19, dice que el estado está considerando medidas para resolver los problemas de equidad en la distribución de vacunas. El estado puede recurrir a la Guardia Nacional para acudir a los barrios más desfavorecidos y organizar campañas de vacunación masiva. El estado está también estableciendo relaciones con otras organizaciones como East Baton Rouge Council on Aging, que se dirigen a las poblaciones más vulnerables.

LaVeist afirma que la infraestructura de atención médica dificulta la distribución de vacunas a las comunidades de color con ingresos más bajos.

"¿Qué organizaciones tienen un congelador que puede mantener la vacuna a temperaturas extremadamente frías, dónde están ubicadas? Probablemente no van a estar en las comunidades con una población predominantemente afroamericanas o hispanas, o en comunidades indígenas".

Por eso, LaVeist afirma que las colaboraciones con la comunidad entre el estado y los proveedores locales serán una estrategia muy importante para la distribución de la vacuna. Asegura que este tipo de trabajo debe realizarse ahora, antes de que la distribución pase a las siguientes etapas, o de lo contrario las brechas existentes en la atención médica no harán más que aumentar.

"Tenemos un sistema de atención médica que no se estructuró desde el principio para garantizar una distribución equitativa de la atención sanitaria en todo el país", dijo LaVeist. "Y lo que estamos viendo ahora es el resultado de ese planteamiento".

Copyright 2021 WWNO - New Orleans Public Radio. To see more, visit .